Una buena SST es un buen negocio

Benefits of OSH. Worker checking a document with statistics

©EU-OSHA/Rudyanto Wijaya

En épocas de dificultad económica es importante recordar que las deficiencias en la seguridad y la salud en el trabajo cuestan dinero. De hecho, hay estudios de casos que demuestran que una buena gestión de la SST en una empresa va asociada a mejoras en el rendimiento y la rentabilidad.

Si se descuida la SST pierden todas las partes, desde el trabajador a los sistemas sanitarios nacionales. Pero esto significa que todos ellos pueden beneficiarse de mejores políticas y prácticas.

Los países con sistemas de seguridad y salud deficientes utilizan recursos valiosos para abordar lesiones y enfermedades que podrían evitarse. Adoptar una estrategia nacional sólida entraña numerosas ventajas, entre otras:

  • mejora de la productividad por el menor número de bajas por enfermedad
  • reducción de los costes de asistencia sanitaria
  • mantenimiento en el empleo de los trabajadores de mayor edad
  • propiciación de métodos y tecnologías de trabajo más eficientes
  • disminución del número de personas que tienen que reducir su jornada laboral para cuidar de algún familiar

Costes de las lesiones, enfermedades y muertes relacionadas con el trabajo

¿Qué repercusiones económicas tienen una buena y una mala gestión de la SST? Es esencial que los responsables de la formulación de políticas, los investigadores y los intermediarios entiendan la respuesta a esta pregunta, pero eso exige datos de alta calidad. En consecuencia, la EU-OSHA procura abordar esta necesidad en un proyecto global titulado «Costes y ventajas de la seguridad y salud en el trabajo», cuyo objetivo es desarrollar un modelo económico de costes para poder hacer cálculos fiables de estos.

Fase 1: estudio a gran escala para identificar y evaluar los datos disponibles en cada uno de los Estados miembros, que sirvan para desarrollar un modelo de cálculo de costes.

Resultado: el informe general Estimación del coste de los accidentes y los problemas de salud relacionados con el trabajo: análisis de las fuentes de datos europeas (2017).

Fase 2a: producir un modelo de estimación de costes basado en los datos disponibles a nivel internacional en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo, la Comisión internacional de Medicina del Trabajo y las instituciones de Finlandia y de Singapur.

Resultado: una herramienta de visualización de datos que muestra las conclusiones del modelo de estimación de costes (2017).

Las lesiones, las enfermedades y las muertes relacionadas con el trabajo conllevan elevados costes económicos para las personas, las empresas, los gobiernos y la sociedad en general. Entre los efectos negativos de una gestión deficiente de la SST se encuentran la costosa jubilación anticipada, la pérdida de personal cualificado, el absentismo y el presentismo (cuando los empleados van a trabajar pese a estar enfermos, lo que aumenta la probabilidad de que cometan errores), así como las cotas que alcanzan los costes médicos y las primas de seguros. Se estima que el 3,9 % del PIB mundial y el 3,3 % del PIB de la UE representan el coste social de las lesiones y las enfermedades relacionadas con el trabajo (véase la visualización de datos). El porcentaje varía mucho de un país a otro, particularmente si se comparan los países occidentales y los no occidentales, en función de la diversidad de los sectores económicos, el contexto legislativo y los incentivos de prevención.

Fase 2b: desarrollar un modelo económico de costes más avanzado y basado en fuentes de datos nacionales.

Resultado:

Las lesiones, las enfermedades y los fallecimientos se asocian con diversos tipos de costes. En primer lugar, están los costes directos, como los costes de asistencia sanitaria. También están los costes derivados de la caída de la productividad y de la reducción de la producción. Luego se encuentran los costes asociados a la incidencia sobre el bienestar de las personas, es decir, la repercusión que se produce en la vida y la salud de la gente, la cual se puede cuantificar e incluir en una estimación de la carga. Estos elementos están presentes en cada caso de lesión o enfermedad relacionados con el trabajo, y la suma de los costes de todos los casos daría una estimación de la carga laboral total de lesiones y enfermedades. Esta forma de llegar a una estimación de costes, es decir, la suma de los diversos costes mencionados para obtener una estimación de los costes totales, suele denominarse «enfoque ascendente».

También se puede adoptar un enfoque «descendente»: los costes totales se estiman calculando la carga total de lesiones y enfermedades, así como estimando la parte de este total cuyo origen se encuentra en factores laborales. Posteriormente, se pueden estimar los costes asociados a la carga de lesiones y enfermedades de origen laboral. Estos costes se suelen expresar en función de las medidas sanitarias existentes, como los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD).

En el proyecto actual se están adoptando ambos enfoques del siguiente modo:

  • un modelo ascendente que tiene en cuenta costes directos, costes indirectos y costes inmateriales (repercusión en la calidad de vida y la salud);
  • un modelo descendente basado en el valor monetario de los AVAD relacionados con el trabajo.

Al recopilar datos para ambos modelos, se utilizó 2015 como año de referencia para posibilitar la realización de comparaciones entre países y entre enfoques.

 Presentación en SlideShare del modelo de costes de la SST

Ventajas para las empresas

Las deficiencias en materia de SST no sólo cuestan dinero a las empresas, sino que una buena SST reporta beneficios. Las empresas con niveles más elevados de seguridad y salud son más prósperas y más sostenibles.

Algunos estudios indican que por cada euro que se invierte en SST, hay una rentabilidad de 2,2 euros , y que la relación entre coste y beneficio al mejorar la SST es positiva.

Las ventajas económicas de una buena SST para las empresas grandes y pequeñas son significativas. Por citar solo algunos ejemplos, una buena seguridad y salud en el trabajo tiene las características siguientes:

  • aumenta la productividad de los trabajadores
  • reduce el absentismo
  • reduce las indemnizaciones
  • cumple los requisitos de los contratistas de los sectores público y privado

Adoptar medidas en este sentido podría representar unos beneficios notables para su empresa. Si desea más información sobre cómo aplicar mejoras y gestionar los riesgos haga clic aquí .

Incentivos económicos

En el conjunto de Europa se han aplicado medidas que premian económicamente a las organizaciones por tener lugares de trabajo seguros y saludables. Son las siguientes:

  • reducción de las primas de seguro
  • exenciones fiscales
  • subsidios y subvenciones estatales

Un ejemplo es el sector cárnico alemán. Las empresas participantes podían reducir las primas de seguro si fomentaban la seguridad, por ejemplo mediante la compra de cuchillos más seguros o la oferta de formación sobre seguridad a los conductores.

Los resultados del plan fueron los siguientes:

  • 1 000 accidentes declarables menos por año en este sector en Alemania
  • una reducción de costes valorada en 40 millones de euros en seis años
  • un ahorro de 4,81 euros por cada euro invertido

Para las aseguradoras, la oferta de tales planes puede ayudar a reducir el número, la gravedad y el coste de las reclamaciones.

Para más información sobre los incentivos económicos y cómo pueden introducirse: