You are here

Herramientas electrónicas en seguridad y salud en el trabajo

La evolución de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha propiciado el desarrollo creciente de herramientas interactivas en línea («herramientas electrónicas»), y el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo no es ajeno a esta tendencia. Muchos agentes del sector han mostrado ya interés por estas nuevas tecnologías y las posibilidades que brindan, y en los últimos años se han desarrollado numerosas herramientas electrónicas para la prevención de riesgos laborales. La necesidad de que exista un modo sencillo y fácil de cumplir la legislación y de fomentar una cultura de seguridad y salud ha sido un factor impulsor importante en el desarrollo de tales herramientas, en especial entre las microempresas y las pequeñas empresas.

¿Qué es una herramienta electrónica (e-tool)?

Es una aplicación de software que puede funcionar en Internet, en un ordenador o en un teléfono, una tableta o cualquier otro dispositivo electrónico. La «e-», que representa «electrónica», es lo que las diferencia de las herramientas o publicaciones tradicionales realizadas en papel.

Las herramientas electrónicas son interactivas: exigen que el usuario aporte cierta información, ya sea en forma de conocimientos (p. ej., marcar una casilla o cumplimentar un campo de datos) o de medición del entorno (p. ej., medir el nivel de ruido o de luz en un teléfono inteligente). A partir de esos datos, la herramienta elabora información personalizada para el usuario (p. ej., guiar al usuario a través de un proceso de toma de decisiones). En este sentido, una herramienta electrónica es distinta a un instrumento estático o pasivo, como una ficha de datos, una lista de comprobación o una guía electrónica tradicionales.

Las herramientas electrónicas para la seguridad y salud laboral deberían prestar apoyo y recursos a las organizaciones (en particular, a las pymes, dado que son las que más necesitan estas herramientas) en la gestión de los riesgos laborales. No obstante, las herramientas electrónicas se pueden desarrollar para fines muy diversos, desde los muy generales y aplicables a públicos muy variados, a otros más específicos y personalizados. Por ejemplo:

  • ayudar a aplicar la legislación en materia de prevención de riesgos laborales (principal agente de seguridad y salud laboral en el cumplimiento de sus obligaciones jurídicas);
  • ayudar a fomentar una cultura de prevención (para aumentar la sensibilización, para fines informativos);
  • impartir formación (p. ej., aprendizaje electrónico).

Ventajas de las herramientas electrónicas

Mediante estas herramientas las organizaciones o los usuarios individuales pueden:

  • capacitar a las pymes, permitiéndoles aplicar internamente la prevención de riesgos laborales;
  • facilitar la actividad empresarial (los datos en formato electrónico pueden comunicarse y analizarse con mayor facilidad que los que están en papel);
  • ayudar a identificar peligros y riesgos en el lugar de trabajo;
  • facilitar el proceso de evaluación de riesgos;
  • presentar posibles soluciones a problemas de seguridad y salud laboral;
  • apoyar la aplicación de medidas preventivas en el lugar de trabajo,
  • utilizarlas y acceder a ellas con facilidad e interactuar con ellas.

El uso de una herramienta electrónica, a diferencia de las herramientas en papel, se puede controlar. También se puede obtener información sobre su eficacia y funcionalidad. Además, los productos que ofrecen este tipo de herramientas (p. ej., estadísticas) pueden utilizarse como indicadores de proyectos y facilitar datos anónimos para controlar el rendimiento de las políticas de seguridad y salud en el trabajo.

Para los intermediarios y los responsables de la formulación de políticas, las herramientas electrónicas pueden ser instrumentos para aumentar la sensibilización sobre una determinada cuestión (p. ej., cuando se utilizan en el contexto de una campaña) y pueden movilizar a los agentes (p. ej., interlocutores sociales, inspecciones de trabajo).

Por último, las herramientas electrónicas resultan atractivas para los jóvenes (trabajadores, estudiantes) y, a través de su difusión y divulgación en línea (Internet y redes sociales), pueden llegar a un público muy diverso.

Problemas asociados a las herramientas electrónicas

Hay diversos factores que es necesario tener en cuenta al desarrollar una herramienta electrónica.

  • ¿Qué tecnología se necesita? Es preciso considerar el sistema de alojamiento, los dispositivos múltiples y los sistemas operativos.
  • ¿Cuáles son los costes de desarrollo y mantenimiento? Los costes de desarrollo de las herramientas electrónicas suelen ser bajos en comparación con las herramientas en papel (es decir, no se necesitan impresión, distribución ni almacenamiento). No obstante, a medida que la herramienta se desarrolla, se hace evidente la necesidad de nuevas funciones (p. ej., mayor interactividad), cuyo desarrollo aumentará los costes y prolongará los tiempos. Hay también costes asociados al mantenimiento y la actualización de estas herramientas.
  • ¿Será una aplicación que se utilizará en Internet o en dispositivos móviles? Algunas herramientas electrónicas funcionan de manera «autónoma» en un teléfono y no precisan conexión a Internet, mientras que otras adoptan la forma de sitio web adaptable (en inglés, «responsive website»), y sí exigen conexión. Resulta más fácil evaluar el éxito de los sitios web adaptables que el de las aplicaciones móviles, pero el usuario puede no disponer siempre de conexión a Internet. Al decidir cuál de estos enfoques adoptar, el usuario debe ser prioritario.
  • ¿De quién son los derechos de propiedad? En este aspecto siempre se plantean incertidumbres y dificultades.
  • ¿Se han solucionado todas las dificultades relativas a los derechos de autor (p. ej., software, contenidos, fotografías)?  Los derechos de autor en publicaciones en papel no son iguales que los de las herramientas electrónicas, y es habitual tener que consultar a un abogado que ayude a aclarar los conceptos.

Aunque las herramientas electrónicas pueden ser caras de mantener y actualizar debidamente, el intercambio de conocimientos y enfoques comunes puede reducir los gastos.

La EU-OSHA y las herramientas electrónicas

La EU-OSHA cree que las herramientas electrónicas para la seguridad y salud laboral desempeñan un papel esencial para contribuir a que los lugares de trabajo sean más seguros y saludables. En consecuencia, apuesta por estimular el desarrollo de herramientas de este tipo nuevas, y respaldar, fomentar y difundir las ya existentes. La EU-OSHA se centra en las herramientas electrónicas «sin ánimo de lucro» o «no comerciales», o en las que son gratuitas para el usuario final.

La EU-OSHA participa en el desarrollo de herramientas de este tipo de varias maneras:

  • reúne a las partes interesadas (desarrolladores, promotores, expertos, usuarios) para que debatan las necesidades y los desafíos;
  • comparte información y conocimientos sobre cómo desarrollar estas herramientas;
  • intercambia buenas prácticas en relación con el desarrollo de estas herramientas;
  • identifica las dificultades en el desarrollo de las herramientas electrónicas;
  • apoya la celebración de reuniones anuales,
  • difunde información sobre cómo hacer que las herramientas sean transferibles.

La EU-OSHA respalda las herramientas existentes de la manera siguiente:

  • fomentando las herramientas electrónicas por medio de artículos en la plataforma OSHwiki;
  • alentando la puesta en común, la adopción y la adaptación de herramientas existentes por parte de otras instituciones, organizaciones y Estados miembros;
  • actuando como plataforma de promoción recíproca (es decir, las herramientas se incluyen/promueven en otros proyectos o campañas).

Consulte más información relativa a actos y seminarios sobre las herramientas electrónicas realizados por la EU-OSHA.

Lea artículos de la OSHwiki sobre herramientas electrónicas, como los dedicados a la evaluación de riesgos en las microempresas, a una herramienta electrónica de gestión de la seguridad y a la herramienta interactiva en línea para la evaluación de riesgos (OiRA).