Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Pasar a contenido. Buscar Preguntas más Frecuentes Ayuda Sobre nosotros

Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Seleccionar idioma:

Red OSHA
Loading
Usted está aquí: Inicio Sectores Transporte ferroviario, aéreo y por vías navegables.
air-transport-helicopter

Transporte ferroviario, aéreo y por vías navegables.

La gestión de los riesgos de los trabajadores en los sectores del transporte ferroviario, aéreo y por vías navegables puede entrañar dificultades debido a la naturaleza diversa de los puestos de trabajo y del riesgo al que se expongan y, asimismo, porque muchos de ellos trabajan solos, lejos de su centro de trabajo, y tienen que lidiar con unas condiciones de conducción y pilotaje peligrosas, aparte de exponerse a otros muchos riesgos difíciles de controlar. No obstante, las medidas de gestión de riesgos pueden tener éxito si tienen en cuenta el funcionamiento de los sectores en la práctica, así como las características de los propios trabajadores y su forma de trabajar y si aquéllos participan activamente en el proceso.

En el sector del transporte, como en cualquier otro, es importante prestar atención a las condiciones de trabajo a fin de garantizar que la mano de obra esté cualificada y motivada. Son muchos los beneficios empresariales que entraña la gestión de la seguridad en el trabajo, sin importar el tamaño de la empresa. Por ejemplo:

• menos días perdidos debido a lesiones

• menos daños a vehículos, equipos y bienes

• mayor motivación del personal y mejor servicio

• Menor necesidad de investigación y seguimiento

Peligros y riesgos comunes a todos los trabajadores del sector del transporte

trabajadores-del-transporte

Entre los principales peligros y riesgos físicos cabe incluir:

  • exposición a vibraciones del ruido, posturas estáticas prolongadas en posición vertical o sedente;
  • manipulación manual;
  • trabajo en espacios reducidos, inhalación de vapores y gases, manejo de sustancias peligrosas (gases de escape, productos químicos en el vehículo, combustible, exposición durante la carga, la descarga y las paradas de descanso, productos de limpieza, trabajo de mantenimiento);
  • condiciones climáticas (calor, frío, corrientes de aire, lluvia, etc.) y cambios de temperatura;
  • escaso margen para adaptarse a unas condiciones de trabajo ergonómicas y unos estilos de vida saludables.

La fatiga es un problema de salud del que se da parte frecuentemente en el transporte, según las investigaciones y las encuestas nacionales.
La carga de trabajo está aumentando, mientras que la influencia de los trabajadores en la organización de su trabajo sigue siendo baja. El aumento del tráfico, la vigilancia remota, las exigencias de los clientes y los cambios en la organización del trabajo también pueden contribuir. Los trabajadores del transporte también trabajan más a menudo en horarios irregulares y prolongados o en sábados y domingos y días festivos, por lo que pueden estar fuera de casa durante períodos prolongados de tiempo.

La violencia y el acoso van en aumento en el transporte, aunque en muchas ocasiones no se denuncian. Los trabajadores del transporte a menudo tienen que actuar como intermediarios involuntarios en cambios organizativos que afectan al servicio al cliente. También se detecta una falta de procedimientos de información, medidas de prevención y rutinas de seguimiento.

• Entre los cambios en los contenidos del empleo cabe incluir: el aumento del uso de nuevas tecnologías – como la planificación y la vigilancia remotas o los ordenadores de a bordo; y la necesidad de conocimientos legislativos y lingüísticos. Por otra parte, el trabajo es más monótono, con menos oportunidades para el aprendizaje, en comparación con el de la población activa media.

• A pesar de que siguen estando en minoría, la participación de las mujeres en el sector va en aumento. No obstante, las iniciativas de seguridad y salud en el sector del transporte siguen centradas en el hombre, con las consiguientes dificultades de conciliación de la vida laboral y familiar, una elevada carga de trabajo físico y la ausencia de instalaciones aptas para mujeres.

• La mano de obra en el transporte, con la excepción del transporte aéreo, está envejeciendo a un ritmo mayor que la población activa en general. Determinados subsectores padecen una escasez de mano de obra.

Los desplazamientos de larga distancia pueden conllevar la exposición a enfermedades e infecciones poco comunes, confinamiento, abruptos cambios climáticos, falta de contacto social, monotonía y estar lejos de casa durante períodos prolongados.

Para obtener más información, consúltese el informe La SST en cifras: Seguridad y salud en el trabajo en el sector del transporte — resumen general.

Go up