You are here

EU-OSHA recuerda su fundación hace 25 años

En 2019, la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) celebra el vigésimo quinto aniversario de la creación y movilización de una exitosa red paneuropea de socios comprometidos con la consecución de unos lugares de trabajo más seguros, saludables y productivos en Europa.

La seguridad y la salud de los trabajadores forman parte integral de la seguridad humana. El trabajo seguro no es solo una política económica acertada, sino un derecho humano básico.
Kofi Annan, discurso en el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, Nueva York, 28 de abril de 2002

La salud y la seguridad en el trabajo (SST) han formado parte integral del proyecto europeo desde su inicio. La Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), creada en 1951 y piedra angular de lo que más tarde sería la Comunidad Económica Europea (CEE) y después la Unión Europea (UE), reunió a las industrias europeas del carbón y el acero en un esfuerzo por reparar una Europa fracturada y perseguir un futuro colaborativo. Al hacerlo, dos de los entornos de trabajo más peligrosos en ese momento adquirieron un súbito protagonismo. Esto dio lugar a uno de los objetivos fundamentales de la CECA: garantizar «la equiparación y la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores» en los sectores mencionados.

No obstante, el enfoque tripartito de la SST no cobró impulso en Europa hasta 1985. Gracias a la iniciativa de Jacques Delors, Presidente de la Comisión Europea en aquel momento, el concepto de «diálogo social» recibió un mandato constitucional en la UE, lo que allanó el camino para la publicación de la Directiva marco (89/391/CEE) en 1989, que celebra su 30.º aniversario en 2019. Este hito significativo para la SST no solo estableció unos requisitos mínimos de seguridad y salud en la UE, sino que situó en su núcleo el concepto revolucionario de la evaluación de riesgos.

A raíz de la Directiva marco, la Comisión Europea puso en marcha una campaña a escala europea encaminada a dotar de visibilidad a la SST y los efectos perjudiciales de los entornos de trabajo peligrosos: declaró 1992 el Año Europeo de la Seguridad, la Higiene y la Salud en el Lugar de Trabajo. Fue una respuesta a las impactantes cifras notificadas por los lugares de trabajo europeos: a principios del decenio de 1990 se notificaban anualmente cuatro millones de accidentes de trabajo, de los que 8 000 eran mortales, con un coste de 20 millones EUR para Europa. Con el Año Europeo se pretendió fomentar la sensibilización respecto a los riesgos en materia de SST y a la legislación pertinente, así como poner de relieve el trabajo realizado para mejorar las normas de seguridad. 

El Año Europeo de 1992 y el creciente volumen de legislación en materia de seguridad y salud en el trabajo sentaron las bases para la creación de una agencia dedicada a la seguridad y la salud en el trabajo: la EU-OSHA.

La decisión de crear la Agencia se adoptó en una reunión del Consejo celebrada en octubre de 1993, y posteriormente, en 1994, se adoptó el Reglamento (CE) n.º 2062/1994 por el que se establecía la EU-OSHA, con una pequeña modificación que entra en vigor en 2019. 

Fue maravilloso formar parte del equipo que estableció una nueva institución en un área de gran importancia en la que se podía hacer tanto bien. El objetivo era elevar el nivel de seguridad y salud en los lugares de trabajo de toda la UE, de manera que los trabajadores de todos los países se beneficiaran de la misma protección.
Hans-Horst Konkolewsky, ex director de la EU-OSHA

Desde el principio, la EU-OSHA se ha ajustado a las estrategias de la UE en materia de SST y a la Comisión Europea, y ha sido un agente clave en estas estrategias y en comunicaciones relacionadas.

La misión y la visión de la EU-OSHA estuvieron claras desde el principio:

  • desarrollar, recoger y ofrecer información fiable y relevante, análisis y herramientas para aumentar los conocimientos, sensibilizar e intercambiar información y buenas prácticas sobre SST;
  • ser reconocidos como líder en la promoción de lugares de trabajo seguros y saludables en Europa de cara a garantizar una economía inteligente, sostenible, productiva e integradora.

El cumplimiento satisfactorio de estos objetivos por parte de la Agencia a lo largo de los últimos 25 años puede atribuirse a su doble fortaleza: su red de centros de referencia y su método de trabajo tripartito.

El modelo tripartito fomenta el respeto y la representación de las opiniones de los gobiernos, las organizaciones patronales y los sindicatos de trabajadores en el proceso de toma de decisiones, lo que contribuye a reforzar los valores de colaboración y asociación de la EU-OSHA. La combinación de este modelo con la amplia red de centros de referencia y socios de la EU-OSHA a escala nacional ha ejercido un doble efecto:

  • Ha resultado esencial para establecer una interpretación común de los riesgos en el lugar de trabajo y del modo en que estos deben abordarse en el futuro.
  • Ha permitido a la Agencia desarrollar y promover eficazmente una cultura de prevención de riesgos en los lugares de trabajo de Europa.

Estos logros han contribuido a mejorar significativamente las condiciones laborales en los Estados miembros de la UE.

¡Estamos listos para otros 25 años de colaboración fructífera y dedicación a la sensibilización y la promoción de buenas prácticas en el ámbito de la SST! Esté atento a más artículos de esta serie.