Anticipar los riesgos nuevos y emergentes y actuar ante ellos, ahora y en el futuro

¿Por qué se creó el Observatorio Europeo de Riesgos?

La Comunicación sobre una estrategia comunitaria de salud y seguridad en el trabajo (2002-2006) de la Comisión Europea puso de relieve el papel fundamental de la anticipación de los riesgos en la búsqueda de soluciones para garantizar lugares de trabajo sanos y vidas profesionales sostenibles. En dicha Comunicación, la EU-OSHA recibió el encargo de crear el Observatorio Europeo de Riesgos para detectar riesgos laborales nuevos y emergentes.

En su afán de establecer una prevención oportuna y eficaz, el Observatorio Europeo de Riesgos ha recogido y analizado datos de alta calidad con los siguientes objetivos:

  • ofrecer una visión general del estado de la seguridad y la salud en el trabajo en Europa;
  • describir las tendencias y los factores subyacentes;
  • destacar los factores de riesgo;
  • anticipar cambios en el trabajo y su posible impacto en la SST.

El Observatorio ha comunicado sus principales constataciones a los responsables políticos y a los investigadores para que estos puedan adoptar las medidas oportunas. El Observatorio también tiene como objetivo dar a conocer el modo en que los cambios que anticipa pueden afectar a la mano de obra europea fomentando el debate entre las partes interesadas de la SST.

Proyección: comprender los desafíos futuros

El trabajo —cómo y dónde trabajamos y el tipo de tareas que realizamos— está cambiando constantemente como consecuencia de la incorporación de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de empleo facilitadas por estas, así como por el cambio en las condiciones económicas y sociales. Las situaciones nuevas conllevan riesgos y retos diferentes para los trabajadores y los empleadores y exigen soluciones innovadoras.

A fin de complementar el trabajo del Observatorio y de determinar los riesgos inherentes a las tecnologías nuevas y emergentes, las nuevas formas de trabajar y el cambio social, la EU-OSHA ha puesto en marcha una serie de estudios prospectivos. Entre los ámbitos abordados hasta el momento por estos proyectos figuran:

Los estudios prospectivos utilizan revisiones bibliográficas, consultas a expertos y creación de escenarios para evaluar los posibles retos futuros de la salud y la seguridad de los trabajadores. El objetivo es ayudar a los responsables políticos a crear soluciones y a establecer prioridades para la investigación y la acción.

¿Qué podría deparar el futuro?

Seguiremos evitando enfermedades y accidentes relacionados con el trabajo en el marco de todos los desafíos del futuro, trabajando del modo en que lo hemos hecho, de forma tan satisfactoria, durante los pasados veinticinco años.

Dra. Christa Sedlatschek, directora de la EU-OSHA

En estos últimos veinticinco años hemos visto cambios importantes, en el mundo del trabajo y en toda la UE, y estos cambios no harán más que acelerarse en los próximos veinticinco años, debido a:

  • los avances tecnológicos;
  • los cambios en la economía y la circulación de personas;
  • las presiones políticas y sociales;
  • los cambios demográficos, como el envejecimiento de la mano de obra.

Así pues, iniciativas como los estudios prospectivos son cada vez más pertinentes y representan una fuente crucial de datos fiables sobre los desafíos y los riesgos nuevos y emergentes. La amplia red de centros de referencia y socios de la EU-OSHA y su estrecha relación con la Comisión Europea también ayudarán a la Agencia a abordar con éxito los retos futuros en materia de salud y seguridad en el trabajo. Por otra parte, la EU-OSHA seguirá aprovechando las nuevas tecnologías y desarrollando herramientas innovadoras como la visualización de datos para asegurarse de que todas las personas tienen acceso a los recursos que necesitan.

Venga lo que venga en los próximos veinticinco años, hay algo seguro: la EU-OSHA seguirá colaborando con sus socios para que Europa sea un lugar más seguro y más sano para trabajar.